Es cierto: la “v” es mayúscula. No se trata de un error que habría solucionado el corrector automático. Ha sido a propósito, lo reconozco. Convencer es un verbo producto de los caprichos del idioma: contiene a “vencer” y está claro que quienes convencen vencen al aburrimiento y al desinterés de sus interlocutores.

Me gusta tanto la comunicación y me gusta tanto hablar, que antaño una profesora me dijo: “Reyero, es usted una persona abierta al monólogo” Típico caso del chaval que se pasaba la vida hablando en clase con sus compañeros. Al final me valió para algo, puesto que estoy seguro de que muchos años después me gano la vida hablando.

Presentador de televisión, profesor universitario, consultor, comercial de mi empresa y de mi actividad… ¿90 % de mi actividad puede consistir en hablar? Es muy posible. Pero desde hace tiempo hablo y analizo. Me encanta enseñar todo lo que tiene que ver con habilidades directivas en comunicación e incluso he escrito sobre la materia. Otro día prometo que hablaré de mi libro…

  • En este Blog pretendo hablar de todo lo que me inquiete y considere interesante para mi posible audiencia:
  • Presentaciones eficaces en entornos profesionales
  • Tendencias en comunicación empresarial
  • Lo que se hace y cómo se hace en televisión
  • Presentadores y formatos de televisión
  • Formación
  • Nuevos modelos audiovisuales y de negocio

Esta primera entrada es una declaración de principios que al mismo tiempo me sirve como principio o comienzo. Los primeros asuntos que me interesan ya están llamando a la puerta de este blog, pero les he dicho que se esperen por lo menos a que pase el fin de semana.

Espero que esto sea el comienzo de una gran amistad. Por lo menos entre el Blog y yo. Si además encuentro seguidores, fantástico.